600×400

Claves para elegir el cepillo de tu máscara de pestañas

¿Alguna vez te detuviste a pensar por qué existen distintos cepillos que acompañan las máscaras de pestañas? Bueno, se trata de aplicadores que logran distintos acabados. Chequeá las diferencias y optá por el más adecuado para vos.

Las claves para elegir el cepillo de tu máscara 2#1. El cepillo.
A grandes rasgos existen tres tipos de cepillos: el de plástico rígido, que está especialmente pensado para separar bien las pestañas entre sí y alargarlas; el de cerdas naturales, ideal para dar volumen y forma redondeada a cada una; y cerdas de plástico, que es un mix entre las dos anteriores: separa y aporta volumen (para los casos en que haya muy poca cantidad, por ejemplo)

#2. El color.
Hay distintos colores de máscaras, aunque quizá solo conozcas la negra. Las marrones, son ideales para las rubias o de cabello claro, porque hacen que el maquillaje luzca más natural. Otras, en cambio, son azules o violáceas, especiales para maquillajes bien jugados y atrevidos. Por último, encontramos las transparentes, que se aplican antes de la máscara de color, para lograr mayor volumen y forma.

#3. ¿Con cuál te quedás?
Avon cuenta con distintos tipos de máscaras que logran efectos distintos. Aquí un repaso de algunas de ellas.
Big & Impact: esta máscara aporta extra volumen, debido a su tecnología Lash-Build, y composición de colágeno, proteínas y aminoácidos. Su cepillo da forma y alcanza a todas las pestañas, aumentando un 690% su volumen, hasta por 24 horas.
Super Big & Ilussion: su aplicador es perfecto para alargar y dar forma, creando un efecto de pestañas postizas. Mirada intensa, en solo un abrir y cerrar de ojos.
Mega Effects: se trata de una máscara que aporta volumen panorámico, debido a su moderno cepillo ergonómico vertical. Brinda acabado perfecto y ayuda a que los ojos se vean más grandes, con pestañas gruesas y dramáticas. Además, tiene un sistema ajustable, para que el cepillo se adapte al ángulo que sea más cómodo para vos.

#4. Algunos consejitos.
Es fundamental que, antes de colocar la máscara, maquilles tus párpados para evitar que queden pigmentos pegados sobre ellas, y arruines el make up. Una vez que hayas terminado con las sombras, aplicá el rímel desde el nacimiento de las pestañas hacia arriba, realizando un movimiento de zig-zag para llegar a cada una de ellas. Por último, recordá no colocar más de dos capas, porque se pueden formar grumos, o pegarse entre ellas. ¡Ahora sí, lista para la acción!

Las claves para elegir el cepillo de tu máscara 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *