2000×1000

Cómo recuperarte después de los excesos de las fiestas

Terminaron las épocas de festejos y excesos de todo tipo. En esta nota te damos 5 tips para desintoxicar tu cuerpo y arrancar como nueva el año que comienza.

Cómo recuperarse después de los excesos de las fiestasBuena alimentación + ejercicio físico + relajación = vida sana. Parece una fórmula sencilla, pero con los excesos que solemos darnos en las fiestas, llegar al resultado ideal se complica. Y es que comemos de más, bebemos alcohol, quizá no descansamos bien, y probablemente nos estresamos un poco.

Y entonces, ¿qué hacemos cuando termina la vorágine festiva? Lo primero es no hacer cambios demasiado bruscos. De a poco, incorporá estos tips que te damos a continuación para lograr volver al equilibrio.

1) ¡Agua, agua, agua!

Servite, al menos, 8 vasos de agua por día. Pero además, evitá bebidas alcohólicas o con azúcar agregado. Sumá jugos, gelatinas, infusiones y sopas naturales. Consumilas aunque no tengas sed porque, cuando este momento llega, es porque nuestras células ya están sufriendo la falta de hidratación.

2) Enamorate de las frutas y verduras

Las frutas y verduras nos desintoxican. Consumilas todos los días y en cada una de tus comidas. Ya sea como guarnición, plato principal, en forma de jugo o como postre, elegilas de todos los colores y en forma abundante. Limpian nuestro organismo y aportan muchos nutrientes indispensables para mantenernos saludables.

3) Cuidado con las porciones

Ya sabemos que, durante las fiestas, las porciones no suelen ser las adecuadas. Ahora, es tiempo de medirse y comenzar a comer lo que nuestro cuerpo necesita y ¡no de más! Servite porciones pequeñas y acompañalas con mayor cantidad de vegetales. Evitá las frituras o alimentos pesados, así ayudas a tu cuerpo a volver a la normalidad.

4) Salí a caminar
Tomate el trabajo de comenzar a ejercitarte. No te exijas más de lo que podés, pero intenta caminar o trotar al menos media hora y, cuando te sientas lista, incorporá rutinas de ejercicios al aire libre.

5) No te saltees las comidas
Cada vez que tu cuerpo te pida alimentos, ingerilos. Saltearse las comidas provoca un efecto negativo sobre el cuerpo. Es importante que siempre tengas una fruta o un yogurt a mano,  para comer cuando sientas ganas. Esto calma el hambre y evita que te pongas ansiosa, lo que también afecta tu estado de ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *