2000×1000

Cuidá tus manos

No sólo se trata de humectar las manos cada vez que podemos. También es necesario protegerlas cuando hacemos las tareas del hogar, cuando las lavamos o cuando nos pintamos las uñas.

Cuida tus manosLa piel en esta zona revela el paso de los años y al ser más fina, es propensa a los daños. La manera en que la cuidamos dice mucho de nosotras porque las manos son una carta de presentación y por eso, acá te detallamos algunos tips imprescindibles para impactar positivamente a quien se detenga a mirarlas.

Cuidalas cuando hagas las tareas de limpieza
Para que no las afecten los productos que utilizás al momento de limpiar el hogar es clave que recurras a unos guantes. Pero ojo, porque para que éstos no te transmitan bacterias tenés que guardarlos secos y renovarlos frecuentemente. Por otro lado, tenés que evitar exponerlas al agua demasiado caliente y no reemplazar un jabón por el detergente. Muchas veces creemos que podemos limpiar nuestras manos con el propio lavavajillas: ¡prohibido!, ya que su pH es fuerte y puede ser altamente perjudicial.

Eliminá las impurezas y atendé tus uñas
Exfoliá una vez por semana: esto es  necesario para sentirlas más suaves, tersas, jóvenes y que estén más receptivas a cualquier tipo de tratamiento. Al eliminar las escamas y residuos vas a potenciar su belleza. Y para que estén aún más lindas, arreglá tus uñas: limalas para evitar que se quiebren o rompan,  si haces un manicure casero no elimines la cutícula porque es una pequeña capa que funciona como escudo protector y tratá de colocar un esmalte protector siempre, aunque se aun simple brillo.

Mantenelas hidratadas
Un lavado minucioso es primordial, pero también un buen secado porque sino con la humedad los microorganismos se desarrollan mucho más. Luego de higienizarlas aplicá crema hidratante,  también hacelo por las noches para que puedan absorber los nutrientes y mejorar su apariencia. ¿Otro tip? Para que la crema tenga mayor efecto, colocala dando suaves masajes en los dedos y también en las palmas de las manos. Esto incluso ayuda a deshincharlas, mejora la circulación y la flexibilidad de las articulaciones.

Cuidalas del sol
Usá protector solar en tus manos, ya sea en verano como en invierno, porque siempre están expuestas y los rayos ultravioletas inciden por igual en todo el cuerpo. Con esta acción te asegurás un buen futuro: las arrugas y las manchas en la piel, generalmente poco saludables,  van a tardar en llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *