Frida Astrid 4

Frida Astrid: modelo y actriz por convicción


Tenía 15 años cuando fue descubierta en una fiesta por un maquillador, quien le dio su tarjeta y la invitó a modelar. Aceptar su propuesta cambió radicalmente su vida, ya que desde entonces no dejó de participar en pasarelas, publicidades y producciones de fotos alrededor del mundo. A lo largo de una década y media de trayectoria, la modelo mexicana Frida Astrid no solo mostró las tendencias y estilos de vestir, sino que además pudo cumplir una importante función para mejorar las condiciones sociales de su comunidad.

“El modelaje me permitió participar en pasarelas para apoyar diferentes causas como la lucha contra el cáncer de mama y la recaudación de fondos para chicos en etapa terminal, de diferentes hospitales -entre ellos, el Hospital Civil de Guadalajara-, a quienes se le destinaron libros y juguetes con el dinero acumulado”, cuenta. También agrega: “A raíz de esta carrera, pude acercarme a la actuación. Mi debut en teatro fue con una obra dirigida a adolescentes que habla sobre la violencia en el noviazgo. Tuvimos más de 11 mil espectadores en la temporada y la presentamos a un público de nivel socioeconómico medio y bajo. Espero estrenar otra puesta en escena en el último trimestre del año, que se llamará ´Instrucciones para usar minifalda’. Está encaminada a crear conciencia social sobre el acoso a las mujeres en lugares públicos, ya que tenemos el derecho a caminar por la calle tranquilas sin que nadie nos moleste, toque o grite, independientemente de cómo vayamos vestidas o si vamos acompañadas o solas. Me gustaría promover la paz a través del arte y mi trabajo”.

Frida Astrid tiene 29 años, nació en Guadalajara, Jalisco, México, y su filosofía de vida es: “Sé el cambio que querés ver en el mundo”. Por eso, trata de ser una mujer independiente, consciente de su entorno, cuidar la ciudad y a la gente que la rodea.

Desde su punto de vista, la belleza es relativa y está en los ojos de quien la mira, razón por la cual considera importante rodearse de personas auténticas y genuinas. Y aunque nadie en su familia se dedica al modelaje, cuenta con todo su apoyo para lograr sus metas.

“Mi padre es arquitecto, mi mamá es ama de casa, mis hermanas son químicas con maestrías y doctorados, y mi hermano es cirujano de corazón y tórax. No encajo muy bien laboralmente con ellos pero me respaldan incondicionalmente”, cuenta esta belleza mexicana, que a su vez confiesa: “Mi mayor sueño como modelo sería tener una campaña a nivel mundial; y como actriz, hacer cine, teatro y televisión con historias que le permitan al público identificarse y poder trascender en el tiempo”.

Con pasos firmes
A lo largo de su carrera, la modelo que mide 1.74 metros y tiene ojos verdes, cosechó numerosos éxitos, entre ellos, conducir el programa Fashion TV en el extranjero y modelar en Fashion Weeks para diseñadores renombrados como Roberto Cavalli, Agatha Ruiz de la Prada, y Pineda Covalin, entre otros.
Asimismo, posó en sesiones fotográficas de importantes editoriales como Grazia México. Sabe que su carrera es efímera, pero que puede ayudarla a concretar metas y planear su futuro.

Frida Astrid 7Según ella, el mayor reto de ser modelo en un gremio en el que existe tanta competencia es: mantener la autoestima alta, aprender todos los días de su trabajo, retroalimentarse de sus colegas y, sobre todo, elegir un estilo de vida sano con una alimentación balanceada y ejercicio constante.

Para Frida, las modelos no nacen, sino que se hacen, ya que se puede tener por nacimiento una belleza única, piernas largas y una estatura impresionante, pero sin la preparación, disciplina, talento y búsqueda de experiencias no es posible serlo por completo. Asimismo, considera fundamental prepararse de forma continua, conocer las últimas tendencias y mantenerse informada sobre los acontecimientos más importantes del mundo para romper con el cliché de las modelos lindas, pero tontas.

Con Chanel, CoCo, Karl Lagerfeld, y Valentino como algunos de sus diseñadores favoritos, Frida también admira el trabajo de algunos talentos mexicanos como Alfredo Martínez.

En cuanto a modelos, admira mucho a Tyra Banks porque se dedica a romper paradigmas, es trabajadora, empresaria y le costó abrirse camino, ya que luchó contra estereotipos físicos y salió victoriosa.

“Procuro no compararme con nadie, no idealizo personas o situaciones, y siempre doy lo mejor en cada casting. La competencia me impulsa, no me agobia. El mejor halago que alguien puede hacerme no es sobre mi físico, sino sobre mi inteligencia”, concluye Frida Astrid, quien actualmente toma taller de actuación con el director Diego del Río y está por empezar a grabar la serie de televisión Te amo con puntitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *