Principal Patricia Arg

“Gracias a Avon me pude independizar y salir adelante”


Patricia Muzzachiodi es Revendedora Avon desde hace 12 años. Gracias a su negocio pudo lograr su independencia económica y personal, y dejar un hogar en el que sufría violencia doméstica, para comenzar su propio camino.

Patricia Muzzachiodi (3)Patricia comenzó a vender productos Avon hace 12 años, cuando era ama de casa. Al principio compraba cosas para ella, pero poco a poco empezó a perderle el miedo a vender y gracias a los consejos de su líder, su negocio como Revendedora fue creciendo.

 

En sus comienzos, Avon le dio la posibilidad de independizarse. Patricia sufría violencia doméstica, y fue por las ganancias que le dejaba Avon que logró salir de esa oscuridad. “Gracias a Avon me pude independizar, pude lograr abrirme camino y salir adelante”, cuenta. Hoy mantiene a sus hijos, sus estudios, y el hogar, además de tener el ingreso que necesita para vivir. Entendió que trabajando y siendo perseverante, podía progresar y lograr sus objetivos. Es por eso que se mantiene motivada para salir a vender cada día y mantener su negocio.
Sin embargo, no lo hizo de un día para otro. Fue importante animarse y aprender a hacerlo. Escuchar cada consejo fue uno de sus pilares y es algo que le transmite a cada nueva Revendedora que conoce: saber que se puede aprender y crecer.

Patricia Muzzachiodi (2)Patricia cuenta que, en su barrio, todos la conocen gracias a su actividad como Revendedora Avon. Ella se encarga de mostrar sus productos para que los conozcan y eso la mantiene motivada. Y si bien le dedica cierta cantidad de horas al día, en cada hueco que le surge, aprovecha para hacer cobranzas o mostrar las novedades. ¿Su producto estrella? Las ollas CucinaDonna. En tanto, su línea favorita es Avon Anew, y no duda en recomendársela a todas sus clientas.

“Toda mujer necesita trabajar con entusiasmo, necesita decir: ´yo quiero esto, quiero llegar hasta acá’; eso es muy importante”, explica Patricia. Por eso afirma que los incentivos que Avon le da son muy importantes. Y ella trabaja para cumplirlos e ir superándose. ¿Su secreto? Mantiene una actitud positiva y la contagia; algo que hasta hoy le garantizó el éxito.

Patricia aprendió a vivir de su trabajo como Revendedora Avon y a crecer profesionalmente en cada venta. “Siempre voy a estar agradecida porque pude entrar a Avon y cambiar mi vida”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *