2000×1000

Menos es Más

Además de las distintas técnicas para que tu make up sea vea lindo y natural, hay que ser cuidadosas con las cantidades y la forma en la que aplicamos cada uno de ellos. Acá te damos los tips para prevenir errores en el exceso de productos al colocar el maquillaje.

Menos es Más1-La base.
Para aplicar la base, antes que nada, hay que preparar la piel limpiándola e hidratándola. Luego, colocá una pequeña cantidad sobre tu mano, y de a poco, con esponja o pincel, comenzá a cubrir tu rostro desde el centro hacia los costados. Si necesitás más producto, volvé a repetir el mismo procedimiento. De esa manera podés agregar de a poco y de manera controlada. ¿Qué tener en cuenta? La base debe ser del mismo color que tu piel, para que se vea natural.

2- El corrector.
Con el corrector sucede algo parecido a la base: tiene que ser del mismo tono que tu piel, para evitar el famoso “efecto mapache”, en donde la zona de la ojera se ve más clara que el resto de la cara (¡y esto en las fotos se nota mucho más!) ¿Cómo ponerlo? En forma de “V”, en donde el vértice inferior llega al pómulo. Luego esfumá bien con pequeños golpecitos con tus dedos, para integrar todo el maquillaje.

3-Las sombras.
La clave está en cargar el pincel y descargarlo un poco antes de aplicarlas. Otro consejo es utilizar distintos pinceles para cada color, o limpiarlos bien entre tono y tono. Por último, si usás colores oscuros, te recomendamos que dejes el corrector para cuando finalices, esto es para facilitar la limpieza en caso de que caiga algún resto de polvo sobre la zona de la ojera. ¿Un truco? Si, previamente, aplicás corrector sobre tus párpados, el producto se va a fijar más y durará mucho tiempo.

4-La máscara de pestañas.
¿Cómo aplicarla? En forma de zig-zag para abarcar todas las pestañas, y es clave no pasarla más de dos veces, para que sea sutil. ¿Un cuidado? Es importante que esté en buenas condiciones, no solo por una cuestión de cuidado de tus ojos, sino porque si está un poco seca, puede dejar grumos no deseados.

5-El rubor.
¡Precaución! Aplicalo de a poco, con pincel redondo y en forma transversal en tus pómulos. Elegí un tono suave y si lo consideras necesario, colocá mayor cantidad para evitar que se vea exagerado.

6-El labial.
Lo ideal es ponerlo con un pincel, lo que te va a dar mayor precisión y prolijidad. Aplicar un tono apenas más claro del que colocaste en el centro de los labios, te dará un efecto de extra volumen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *