2000×1000

¡No te duermas!

Durante el invierno mostramos menos la piel pero eso no significa que podamos suspender nuestra actividad física porque, tarde o temprano, el verano vuelve a llegar. Entonces, ¿qué tal si mantenemos la forma con ejercicios simples? Acá te contamos cuáles son los mejores y más completos para que hagas en casa.

Mentalizate
Antes de que sepas cuáles son los mejores ejercicios es importante que te prepares para hacerlos. En invierno hace frío, a veces  llueve y eso no ayuda porque seguramente te agarre un poco de fiaca. ¡Acá la clave es la actitud! Ponéte las leggins, zapatillas deportivas, algo de música movida  y empezá a entrenar.

¡No te duermas!Entrada en calor
La entrada en calor es fundamental para que no te lastimes los músculos durante el ejercicio y también, es una buena manera de hacer un poco de aeróbico para quemar grasas. Podés subir y bajar escaleras, trotar, caminar y ¡hasta bailar! Eso sí, dedicate a hacerlo durante unos 15 a 20 minutos antes de empezar el entrenamiento y tratá de no parar hasta completar el tiempo.

Trabajá la parte inferior
Para trabajar piernas y glúteos hay dos ejercicios súper completos que tenés que sumar a tu rutina en series de 15 con 3 repeticiones.

Estocadas: de pie  y con la espalda derecha, dá un paso hacia adelante – manteniendo tus manos agarrando tu cintura – y bajá. La rodilla de la pierna adelantada no debe pasar por delante del pie porque la idea es que la fuerza la haga la que queda por detrás. Luego, regresá a la posición original – sin forzar el torso – y hacé lo mismo con la otra.

Sentadillas: de pie y con las piernas separadas unos 30 cm -el ancho de los hombros- , agachate como si fueras a sentarte (sin levantar los talones del suelo, y que las rodillas no sobrepasen la vertical de los pies) hasta que tus piernas alcancen un ángulo de 90 grados. Luego subí en forma vertical, y volvé a bajar.

polaroidTonificá el abdomen
En cualquier entrenamiento no pueden faltar los abdominales. Hacelos durante 20 minutos unas tres veces por semana. Podés empezar con los típicos bolita o bicicleta y luego sumar oblicuos o incluso agregando algo de peso en tus manos.

Fortalecé tus brazos
Para endurecer la parte superior del cuerpo nada mejor que las flexiones de brazos. Lo importante es que, mientras las practiques, mantengas la espalda derecha para que no te lastimes esa zona. Si recién empezás podés apoyarte sobre tus rodillas para hacerlas; si ya venís ejercitando tus brazos entonces hacelas apoyando sólo con las puntas de los pies. Subí y baja 15 veces y repetí x 3.

Estirá y  relajá
Al finalizar, llega la parte más linda de todo el entrenamiento: estirar todos los músculos de tu cuerpo. Aprovechá para relajar la espalda, los brazos y el cuello. Sumá una música tranquila y acompaña los movimientos de estiramiento con una respiración suave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *