2000×1000

Tips para lograr recetas más saludables

Comer sano parece algo difícil, pero con pequeños detalles durante el día a día en la cocina, podés hacer que se vuelva algo muy sencillo. Solo tenés que ser consciente de qué llevar a tu boca  y tomar las decisiones correctas. Aquí unos tips para que lo logres.
recetas saludables

1- Más verduras
Siempre acompañá tus platos con una guarnición hecha de verduras, o una ensalada, estas son nutritivas, antioxidantes y aportan muchas vitaminas que necesitamos para mantenernos sanos. Elejí comerlas crudas porque conservan mucho más todos sus beneficios; en caso de cocinarlas, hacelo en una sartén, sin agua y durante poco tiempo.

2- Menos sal
La sal en exceso puede resultar muy mala para nuestro organismo. Por eso se recomienda reducir al máximo su uso. ¿Cómo? Reemplazala por condimentos naturales como pimienta, o por hierbas aromáticas. La clave es que aprendas a especiar bien tu comida, y así no necesites agregar tanta sal. Otra opción es que optes por aquellas naturales que no están procesadas, estos productos los podés encontrar en mercados naturistas especializados.

3- Una cucharada de aceite
Para cocinar, intentá evitar las frituras: el aceite en grandes cantidades también nos puede afectar. Lo ideal es que realices las cocciones al horno o a la plancha  con apenas unas gotas de aceite. Y en el caso de las ensaladas, practicá lo mismo: una cucharita de aceite de oliva será suficiente para saborizar tus verduras.

4- ¡Agregá semillas!
Las semillas tienen un montón de beneficios para nuestro organismo porque aportan nutrientes y  en muchos casos, ayudan a que el sistema digestivo funcione mejor. Por eso, probá distintas preparaciones con agregados de semillas – siempre trituradas-. Por ejemplo, agregalas a tus ensaladas u omelettes, sumalas a tus purés de verduras o masas. Vas a ver que aportan un detalle crocante y sabroso.

5- ¿De postre? Frutas
Siempre, siempre, siempre intentá comer frutas luego de tus comidas porque, de la misma forma que las verduras, son súper importantes para nuestro organismo. Existen maneras interesantes de incorporarlas como en copas – cortalas en trocitos y mezclalas con yogurt natural-, en forma de mouse –procesalas con un poco de crema de leche- con tus gelatinas – cortalas y colocalas dentro de los moldes – o simplemente al natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *