2000×1000

Rostro perfecto

¿Querés ocultar tus imperfecciones sin caer en un maquillaje súper recargado? Acá, los tips para un make up natural, libre de imperfecciones.

Rostro perfectoA tapar las líneas de expresión
¿Tenés arrugas? Relajate. Lo primero que tenés que hacer es entender que el paso del tiempo nos hace tener más experiencia y estas marcas son el signo de eso. Aunque a ninguna de nosotras nos gusta, es algo que tenemos que aceptar. Para evitar que aparezcan nuevas y mejorar el aspecto de las que ya llegaron, tenés que realizar un tratamiento diario antiage –con cremas especiales-. Y a la hora del maquillaje, existe un truco que te va a ayudar a disimularlas: evitá los maquillajes en polvo, porque este se puede acumular entre los pliegues y esto, realmente, no queda nada bien. Por eso, siempre optá por bases, sombras, correctores y rubores en crema, que van a cubrir bien toda la piel. Luego, fijá con apenas un poco de polvo compacto en la zona de la T – es decir, frente, nariz, y mentón- y evitá los productos efecto mate.

Manchas, fuera de aquí

Para ocultar las manchas que aparezcan en tu piel, lo primero que tenés que hacer es utilizar el corrector. ¿Cuál? Si tenés zonas enrojecidas, cubrilas con uno verde que neutraliza el tono; las manchas oscuras, como puntos negros y ojeras,  deben taparse con uno amarillo o beige; y las cicatrices disimulalas con un corrector de tu mismo tono de piel, no utilices uno más claro porque vas a lograr que se note aún más. Una vez que finalices, colocá la base para que todo el rostro tenga el mismo color y se vea uniforme.

Ponele luz a tu rostro
Jugar con las luces y sombras ayuda a destacar nuestras mejores facciones, y ocultar aquellas que no nos agradan tanto. Por eso, animate a utilizar esta técnica para lucir un rostro único. Necesitás colocar un tono de maquillaje claro (base o iluminador) en las zonas que querés resaltar: debajo del arco de la ceja; el centro de la nariz; sobre el mentón, de forma vertical; debajo de los pómulos, para resaltarlos; y el centro de la frente. El tono oscuro, en cambio, irá en: costados de la nariz – lo que hace que se vea más fina-; sobre los pómulos; en la frente – sobre el nacimiento de las raíces del cabello –  para darle marco al rostro; y en el cuello, de forma vertical, para afinarlo. Luego integrá todos los tonos, ayudándote de una esponja, para que se vea homogéneo y natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *